Categories
Notícies

Técnicas de relajación para practicar en casa

Hoy en día todo se mueve a la velocidad de la luz, todo es para ya, todo es urgente e importante. Los niveles de exigencia de la sociedad y de nosotros mismos están por las nubes. Nuestra vida está formada por
distintas áreas (la profesional, la familiar, la social…) que a menudo nos absorben en una vorágine de prisas que nos impide disfrutar de ellas y sobre todo nos complica mucho el encontrar esos momentos que nos
hacen parar y que nos devuelven el equilibrio que vamos perdiendo por el camino. Es así, y por desgracia no parece que lo de fuera vaya a cambiar… solo tú puedes ayudarte a convivir con ello y a regularlo. Es tu responsabilidad decir STOP, necesito unos minutos para mi, solo para mi…

A continuación te mostramos algunas técnicas de relajación, sencillas y que puedes realizar en casa y que te ayudarán a reducir tus niveles de cortisol para disminuir el ya tan asumido estrés que nos acompaña.
Vamos allá…

Los ejercicios de respiración: Respirar de manera consciente durante 10 minutos ayuda a bajar la presión arterial, la frecuencia cardíaca y a generar calma.

Una de las técnicas más efectivas es la respiración abdominal. Adopta una postura relajada, que te sea cómoda, pero no tanto como para dormirte… y con una mano en el abdomen y otra en el pecho, inspira. Coge todo el aire que puedas por la nariz y expúlsalo por la boca lentamente. Así de sencillo… Realiza entre siete y diez respiraciones pausadas por minuto.

Los estiramientos: no solo nos ayudan a destensar el cuerpo, a mover músculos que tenemos agarrotados de las posiciones adoptadas durante el día, sino que el estiramiento también puede ayudar a aliviar la tensión. Intenta hacer estiramientos lentos y controlados. Empieza por la cabeza, realizando movimientos rotatorios lentos, ve bajando por los hombros y así hasta los pies. Algo es más que nada, así que no te exijas, tan solo muévete suavemente cuando puedas y el tiempo que puedas…

Los mandalas. Colorear mandalas nos ayuda a estar presentes, evitando la entrada de pensamientos intrusivos. Y por lo tanto a conseguir paz y bienestar. Además si eres madre o padre, puedes recurrir a este ejercicio de meditación activa cuando no te sea posible conseguir un espacio solo para ti y tengas que compartirlo con tus hijos… Es un buen ejercicio para todos. Y una buena forma de educar a tus hijos en la búsqueda del equilibrio.

Cantar: Está demostrado que cantar tiene múltiples beneficios tanto para salud física como mental. Cantar ayuda a reducir las hormonas del estrés y a aumentar los niveles de endorfinas. Canta, tararea… lo primero que te venga a la cabeza. Y siente la vibración que se produce en tu cuerpo mientras lo haces. Y sobre todo elimina el juicio. Da igual si cantas bien o mal… Lo importante es cantar.

Esperamos que te hayan gustado estas sencillas técnicas de relajación y sobre todo que las integres en tu día a día para conseguir reducir el estrés diario.

Atentamente:

El Equipo Mr.HÚ!